3 mitos sobre el desarrollo web

5 mitos sobre el desarrollo web

Hoy en día, internet está repleto de contenido relacionado con el desarrollo web. Si estás emprendiendo y te has planteado o ya te has lanzado al mundo digital, seguro que estás hasta las narices de verlo. Y esto cada vez va a más.

Esta sobreinformación genera tantas contradicciones, que acaba convirtiendo la página web de tu negocio en una especie de monstruo de 100 cabezas de diferentes especies.

En este artículo trataré de desmitificar 3 falsas creencias sobre el desarrollo web que el conjunto de los mortales tienen como dogma. Empezamos.

Uno: El timo del «Do It Yourself»

¿Con cuántos cursos te has topado que te ofrecen la posibilidad de aprender las bondades del «diseño web sin una sola línea de código»?

Optimizas los costes, pero… ¿A qué precio? ¿Es correcto llamarle a esto «optimizar»?

Hazme caso, el desarrollo web es un mundo inmenso y a menudo infravalorado. A nadie se le ocurriría ejercer de cirujano a base de tutoriales o cursos que encuentra por internet, ¿Verdad? Pues de lo mismo estamos hablando.

No pierdas el tiempo

Podrás invertir una valiosa cantidad de tiempo en maquetar tu página web con el gestor de contenidos al uso, empezar a instalar mil módulos y ya te crees que lo has hecho todo, pero… Seamos objetivos, observa detenidamente el resultado. ¿Coincide con la idea que tenías antes de haber comenzado?

Jamás se podrá entender el desarrollo web sin saber programación, del mismo modo que jamás se podrá entender el procedimiento de una cirugía sin haber estudiado medicina.

Dos: Primar la estética al contenido

O viceversa. Como decía al comienzo del artículo, la sobreinformación que circula por la red nunca nos deja claro lo que debemos hacer.

Lo cierto es que tener una de estas opciones como norma general es un error. Todo depende del sitio, la sección o el público objetivo.

No es lo mismo planificar y estructurar una landing page para la venta de un producto o servicio que la página web de un medio de comunicación. Basta con que eches un vistazo a dos de mis proyectos de desarrollo web:

En el primer caso tenemos una landing page que trata de incitar al registro y, posteriormente, la venta de un producto. Podemos ver que el contenido es escueto y va directo al grano. Sin embargo, nos permitimos jugar un poquito más con los colores, dejamos respirar el contenido y utilizamos ilustraciones.

Puedes ver el sitio en vivo en dazona.gal.

En el segundo caso observamos que se trata de la portada de un periódico digital. Priorizamos el contenido, lo jerarquizamos para diferenciar la prioridad que tiene cada artículo y nos permitimos el «lujo» de utilizar imágenes, pero solo para acompañar a lo anterior.

Puedes ver el sitio en vivo en compostelapost.es.

Tres: Trabaja el SEO, obvia el desarrollo web

Esto es lo mismo que ponerle una puerta con motivos de oro a una casa de contrachapado.

Nadie niega que el posicionamiento en buscadores es importante. Al fin y al cabo, es una de las formas más eficientes de generar tráfico orgánico a tu página web.

Lo que no podemos olvidar es eso: solo es una manera de generar tráfico. Lo que realmente hará que el usuario permanezca en el sitio es lo que suceda tras hacer click en el resultado de búsqueda.

Conozco tiendas online que funcionan maravillosamente bien y no trabajan el SEO. Les basta con cuidar el desarrollo web y generar tráfico a través de otras vías, ya sea trabajando las redes sociales o lanzando campañas publicitarias.

Ojo, no te estoy diciendo que no trabajes el SEO, es más, lo recomiendo, pero no te centres exclusivamente en ello. Los resultados (si es que los tienes) solo se verán a largo plazo.

Lo que realmente quiero decir es que NUNCA dejes de lado el desarrollo web. Incluso para una estrategia SEO es fundamental. ¿Qué es lo primero que analizan los robots de los buscadores al entrar en un sitio web? El tiempo de respuesta. Y nunca puntuará a tu favor si no cuidas esta parte.

¿Qué conclusión sacamos?

Una, no más: ponte en manos de un profesional. Independientemente de tu idea o modelo de negocio, hacer por tu cuenta tareas tan complejas basándote en lo que puedas leer en internet solo te hará perder tiempo y dinero.

¿Quieres llevar a cabo un proyecto de desarrollo web? ¡Ponte en contacto conmigo y cuéntame tu idea!

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a mi Newsletter

¿Quieres mantenerte al tanto del contenido de mi blog y cualquier oferta o producto que pueda lanzar? Te informaré cada vez que publique algo que sea de tu interés.